El enfado de Leó Szilárd II

junio 21, 2007

Segunda Parte. La Ciencia hace Ficción y la Ficción hace Ciencia.

Si la idea de la reacción en cadena se le ocurrió a Leó Szilárd bajo la inspiración una novela de ciencia ficción de H.G.Welles, lo que sir Frederick Soddysobre dictó en unas conferencias sobre la radiactividad en la Universidad de Glasgow inspiró a H.G.Welles en la creación de dicha novela.

Fueron unas conferencias que versaban sobre la radiactividad y en 1908 se publicaron bajo el título “La Interpretación del Radio”. Tanta fue su influencia sobre el pensamiento del novelista H.G. Welles que éste comienza su libro el mundo liberado con una dedicatoria a sir Frederick y su obra.

Muchas novelas de ficción recuerdan en sus comienzos las obras y reflexiones de científicos. Las hipótesis científicas suelen abrir un horizonte de expectativas tecnológicas y sociales que sirven de estímulo a la imaginación de los novelistas y como un nuevo fondo en el que plantearse las viejas cuestiones del drama humano. Un ejemplo arquetípico puede ser Frankenstein, de Mary W. Shelley, que empieza así:

“El hecho que fundamenta esta narración imaginaria ha sido considerado por el doctor Darwin y por otros escritores científicos alemanes como perteneciente, hasta cierto punto, al campo de lo posible.”

Ese doctor es Erasmus Darwin, el abuelo del famoso autor del “Origen de las Especies”. Cuando Frankenstein se gestaba en la mente de Mary Shelley, lo que estaba en boga en las discusiones entre científicos no era la radiactividad, sino la electricidad y su papel en los sistemas vivos. Al propio compañero de Mary, el poeta Percy Bysshe Shelley le fascinaban, al igual que muchos intelectuales de la época los experimentos de Giovanni Aldini.

Catorce años antes de que Mary Shelley escribiera ese prólogo, Giovanni Aldini describía los efectos que producía la aplicación de ambos electrodos en el oído y la boca del cadáver de un ahorcado:

“La mandíbula empezó a temblar, los músculos contiguos se torcieron de un modo horrible y abrió el ojo izquierdo”.

Bajo la teoría del Galvanismo se llevaron a cabo experimentos sobre la animación de cadáveres. Casi se convirtió en rutina hacerles gesticular. Se hablaba de una hipotética “electricidad animal”, un fluido eléctrico cuyo control pudiera ser decisivo para la humanidad.

Pero, a diferencia de la reacción en cadena, las consecuencias que planteaba el galvanismo, su horizonte de futuro, Frankenstein, no se hizo realidad. Ahora, la genética, como antes el galvanismo, está estimulando cuestiones sobre el futuro de la humanidad. Su aplicación actual viene siendo muy limitada comparada con la potencialidad que se le atribuye. El tiempo hablará hasta qué punto el futuro estará regido por las consecuencias de dicha tecnología.

Incluso el progreso de Internet, que suele superar la imaginación de los novelistas que imaginan el futuro para ambientar sus obras, tiene sus anticipaciones. En 1909, E.M. Foster, en La Máquina Se Detiene” (The Machine Stops) presenta una sociedad donde la gente vive físicamente aislada en compartimentos estandarizados. Apartados de la experiencia propia, discuten sin final ideas prefabricadas, comunicándose a través de una máquina global de la que dependen física y espiritualmente.

Estos trazos de historia de la ciencia y la literatura nos servirán para reflexionar sobre el origen y la responsabilidad de las creaciones culturales en general y las técnicas en particular. ¿Era inevitable la invención de la Bomba Atómica? ¿Hasta qué punto era Léo o Einstein responsables? ¿Hasta qué punto es el individuo el artífice de historia a través de su poder de decisión?

<Ir a la parte I         Ir a la parte III>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s