El pozo

octubre 28, 2008

Creyó que ya no tenía acceso al agua maravillosa porque el pozo se había secado. Es más, analizándolo bien, lo más probable es que nunca hubiera existido tal pozo, por lo que sería prudente no volver a pensar en él. Y tras levantar un escudo de razones no quiso o no supo ver la terrible sencillez de lo ocurrido: había dejado morir sus raíces.
Eso fue el día en que pasó a creer, sin darse cuenta, que viajar desde Nunca Jamás a Utopía es como ir de ningún sitio a ninguna parte.

Escuchar

octubre 3, 2008

No hay soledad, ni silencio,
ni nada sin el resto,
ni tierra en la que no se haya llorado,
ni viento que no lleve todas las palabras,
ni pérdida.

El cielo se desploma cada día
sobre el que no aprecia su azul,
bastaría comprender su dolor
para saber que no hay vacío.