Niño pidendo una nana

julio 15, 2011

Maravillado por las cosas de la vigilia, el niño no quiere dormir y llora. Maravillado por las cosas del sueño, el niño no quiere despertar y llora. Un niño se cubre los ojos creyendo que así se vuelve invisible.

Cántame una nana que no quiero irme.
Cántame una nana que no quiero que te vayas.
Canta para recordarme que no dejaré de oírte.
Cántame una nana, que tengo miedo de echarte de menos.