diciembre 21, 2011

Hoy es solsticio de invierno, el amanecer más “frágil”, la aurora (imagen de la primera) que recuerda el milagro de todas las auroras. Como la eclosión del huevo de un trémulo polluelo nacido para ser fénix indestructible.

Anuncios

diciembre 20, 2011

Una garceta esbelta como un junco, blanquísima, se adentra algunos días hasta la rotonda de la avenida y camina y come insectos de su césped. Pareciera que al venir hasta aquí abre las puertas de la ciudad desde un lugar fabuloso. Quién pudiera seguirla a su retorno.

diciembre 14, 2011

Diciembre. La entrada en la avenida que siempre me trae la sensación de intemporalidad -esa que me recuerda a las veredas descritas por Swedenborg donde los ángeles pasean- hoy ha estado empañada por el extraño calor de este otoño, casi invierno ya. Me doy cuenta que cuando algo así sucede me asaltan fantasías apocalípticas, como si el instante antes de que todo acabara las cosas se pusieran del revés, como si estuviera percibiendo, casi detenido, el momento en que la bomba estalló y la deflagración del aire aún no ha ocurrido, aunque ya ha empezado a calentarse. Las ramas de los árboles todavía están llenas de hojas e imagino el fuego que las consumiría. Pero pienso también en el fuego que las transmuta en el oro del que parecen estar hechas.